sábado, 24 de octubre de 2009

Cruzando el Bar-do

Desperté de pronto, mal...muy mal, con la extraña sensación
de haberme caído en un pozo sin fin, con una extraña luz al final.
Estoy en un lugar raro, frió, húmedo, dentro de un espacio amplio
todo de piedra en mi rededor. Hay en el centro una especie de mesa, me bajo de ella
Hay poca luz, unas teas la proporcionan, apenas me mantengo en pie, no tengo fuerzas.
Tengo el cuerpo dolorido, entumecido. Camino con dificultad, escucho ruido de agua al caer.
Me dirijo hacia donde biene el sonido, una especie de gran pileta,
enorme con una isla en el centro. Un pequeño puente une la orilla con la isla, camino
hacia la construcción que esta allí. Mi sorpresa es enorme, hay dos sarcofagos dentro del lugar,
enormes con inscripciones en relieve que no llego a entender. Tan grandes que el más pequeño tiene como tres de mis pasos de largo y el otro es más largo aún, parece que son de una pareja de gigantes.
Vuelvo sobre mis pasos, lentamente, hacia la mesa altar. Me duele la cabeza, me inclino sobre la superficie del agua y descubro la razón de mi dolor. Una herida reciente en el entrecejo, me contemplo el rostro, absolutamente rapada mi cabeza, mis rasgos son casi orientales y mi piel cobrisa. Una suave voz me saca del sortilegio, me llama con un nombre que me es familiar.
Giro mi cuerpo y veo a un hombre vestido como yo lo estoy, una túnica larga-especie de sayo-
con un cordón en la cintura. Lentamente mi mente recuerda, ahora reconozco a mi maestro y quien soy. Me explica que cruce el bar-do, estuve cuatro días fuera de mi cuerpo, que regrese del mundo de los muertos, que los seres que están en los sacofagos son unos de los primeros habitantes de esta tierra. La herida de la frente fue cuando me abrieron el tercer ojo, ahora veo con claridad su aura, hermosos colores emanan de ella. Lentamente caminamos hacia arriba, hacia la superficie- estamos en el centro de una montaña-, llegamos a una sala donde hay muchas estatuas de oro macizo, son varias filas. Mi maestro me lleva a una en particular, me pregunta: Te resulta conocido ese rostro- realmente si, lo reconozco- eres tu en otra vida, me dice...Y este, este, este también y este otro. Un frió me corre por la columna, miro a mi maestro
un monje tibetano de una sonrisa enorme, unos ojos de mirar profundo y la extraña cicatriz en el entrecejo.
Lentamente comprendo todo, ascendemos a la superficie, a continuar mi entrenamiento de monje-lama, Ya cruce el Bar-do.
Girasol

30 comentarios:

ஐ Lucero ஐ dijo...

Hola Osvaldo que maravilloso escrito lo disfrute mucho en esta noche tan fria por aca, un besito y lindo domingo para ti.

Adolfo Payés dijo...

Tiempo de no leerte, es un gusto pasar por espacio y descubrir lo nuevo de tus letras..

Un placer


Con un abrazo grande
Y mis
Saludos fraternos de siempre..

Mundo Animal. dijo...

(\ (\
(=':')
((")(")



Holaaaaaa amigo Osvaldo como siempre esta genial tu entrada que tengas un buen domingoooo
♣ Christiannnnnnnn♣

Isabel Estercita Lew dijo...

Osvaldo, ese tu tercer ojo tiene un no se qué, de todos modos 4 días fuera de tu cuerpo, es realmente un bardo. Pero como ya lo cruzaste dejó de serlo y adelante

besos

Estercita

Isabel dijo...

Precioso relato, me acabo de despertar en esta mañana de domingo y lo primero que leo es tu historia . Al llegar al final me siento reconfortada y no se porque o tal vez si. Hay días que vives y hay días que mueres. Hoy creo que se presenta un día de vida, de renacer sin llegar a ser tu monje lama , solo un mortal.
Un abrazo Osvaldo y buen domingo

Ana dijo...

Me ha gustado muchísimo amigo...

Muchos besitos.

Arantza G. dijo...

Una maravilla de relato.
Pasa por mi blog, tienes un premio a la amistad.
Besos amigo.

Manolo Jiménez dijo...

Engancha el escrito, te lleva sin dejar de estar en él. No permite un segundo de desatención, engancha.

Abrazos.

Angeles dijo...

Vaya, vaya, escrito, con el título me encaminé, al empezar a leer me confundí, pero al final mucha luz..tras el bar-do.
Buen domingo, con sol y disfrutando de tu plano actual.
Besos:)

Sol dijo...

Nunca te habia leído un relato Osvaldo justo Domingo a las 8.27 de la mañana exactamente elijo leerte.. jajaja!!!
Me gustó sobre todo porque esos temas siempre medieron curiosidad... otras vidas, las mismas personas...
Me encantaria que hubiera una continuidad de nosotros de alguna u otra manera mas alla de los hijos que ya son como una especia de continuidad!!!
Ahh Osvaldo si deliré en el comment, ten piedad de mi... fijate la hora""
jajjja Voy por unos mates , ha amanecido bellisimo!!!
Besos cielo a ti y tu flia maravillosa!!!
Asadito hoy???

Rossy dijo...

Un tema apasionante el de las otras vidas. Buen relato, Osvaldo!

Besos de domingo! :)

SANDRA... dijo...

Hola querido amigo Osvaldo que bello escrito nos regalas amigos,te dejo besoossss y mi deseo de que tengas una linda semanaaaa

beker dijo...

Saludos Osvaldo, muy interesante escrito, un abrazo amigo

Adrisol dijo...

cómo siempre haces.....
me enganchas hasta el final sin suspirar!!
que arte tenés!!
te felicito!!

un abrazo y buena semana

Anouna dijo...

Fui al lugar y estuve en toda la escena gracias a tu gran descripción. Me tomó totalmente tu escrito, me quedé pegada a su lectura. Es que te envuelve ese ambiente místico.

Realmente grato leerte. Está buenísimo.

Un abrazo amigo,
Anouna

gla. dijo...

Buenisimo tu relato,me gustó mucho.
Besos amigo mio.

difusa dijo...

Hola!
místico y con atmósfera ... gracias por el bocado!

un abrazo

roxana dijo...

De ahi sale la expresion ¡Que bardo!!!????????????
Hace tiempo que no pasaba, en si hace tiempo que no estoy muy enganchada con el blog por distintas circusntancias de la vida, pero siempre estoy!!!!!!!!!!!!!!!!!!
un abrazo

Mina dijo...

Hola

Ya extrañaba beber del sentimiento de sus letras, es un deleite disfrutatrles, aunque el principio de tu relato me pareció conocido, es como si acudiera a un recuerdo en el que me perdí no hace mucho, pero aún así lo disfruté.

Besos y cariños

Janeth dijo...

Magnifico escrito, la abertura del tercer ojo es la facultad del entendimiento, me place leer cosas nuevas en tu blog, en este nuevo estilo tambien eres muy bueno amigo un placer leerte
Besitos

SILVIA dijo...

POOR MOMENTOS COMENZE A LEERTE Y ME DIO MIEDITO, PORQUE NO SABIA SI ERA UN SUEÑO, O UNA PESADILLA¡¡
UN TEMA POR DEMAS MAGICO Y ATRAPANTE¡¡¡¡
UN BESO GRANDE OSVALDO

difusa dijo...

Potente tu cuento!! Me gustó.

Mariana dijo...

Amigo vim te visitar e ler-te.
Sempre tenho a certeza que aprendo contigo.
Gracias.
Besos y muchos abrazos.
Tenga un lindo día.

una sonrisa dijo...

aisss, que me dió hasta miedo leerte hoy!!!
no se yo, si me gustaria encontrarme con mis otros "yos".
Un besito Osvaldo, a pesar del mieditis, me encanta como escribes!!

María dijo...

Bonito blog, este rincón de poesía, con tu permiso, me quedo paseando por tus letras.

Saludos.

María dijo...

Muchísimas gracias por devolverme la visita.

Nos seguimos leyendo.

Un beso.

gla. dijo...

Que buen bardo...
Un poco raro
Me gusto leerlo.

Laury dijo...

(`“•. . |/ ¸.•“´) La vida es del color,
“•¸.¤.¤.. ¤.¸.• del que tu quieras verla....
(¸.•“/|`“•.¸) Por fuera es un juego de ilusión,
en el corazon ,un sentimiento.
pinta tu vida del color del amor...
(¸.♥ .....♥¸.•*´¨`*•♥-»♥»♥•*´¨`*- ♥-»♥»♥•*´¨`*•.
      

QUE LINDO RELATO OSVALDO COMO SIEMPRE MUY LINDAS TUS ENTRADAS, QUE TENGAS UN HERMOSO FIN DE SEMANA
BESOS DE TU AMIGA LAURY !!!

Carol dijo...

Interesante relato Osvaldo, lo leí de un tirón, sabes que no me importaría que la reencarnación existiera, lo que de verdad no sé es si lo que espíritu se va enriqueciendo en esta vida lo conserva para otras, tal vez por eso hay unos muy puros y otros que están por pulir...

Un placer leerte, saludos afectuosos.

estrella dijo...

hola osvaldo, muy buen relato, te transporta en verdad, solo ke senti escalofrio, al imaginar, paso a paso el relato no se porke pero asi paso,tal ves sea el miedo alo desconocido, o a pensar kien existio atras de mi, aun asi muy interesante, un abrazo y bendiciones con amor...luz estrella