sábado, 26 de marzo de 2011

Ejercicio

Cierro mis ojos lentamente
de un tajo, el recuerdo
sangra mi hoy, sin piedad
llenan días mis lágrimas de orfandad
cacharros de tiempos vacíos
rotos a voluntad
transpiran potreros, pelotas
gritos, alegrías...Libertad
Soles de Enero, vivencias
Niñez
Soplan vientos de ingenuidad¡
Osvaldo

13 comentarios:

Alma naif dijo...

Me has hecho llorar... pero lo he hecho con gusto... no sé por qué...
Quizás, porque sé que escribes bonito y escribes mucho de tí... y me ha llegado tanto...!!!
Besos a tu alma bella mi querido Osvaldo!!!

Estrella Altair dijo...

Bueno los juegos infantiles es lo último que se debe perder..y no llorar por ello, si no recuperar de nuestra parte niña todo lo que podamos.

me encanta que estés otra vez. .publicando poemas.

Un besazo querido amigo.

Angeles dijo...

Una hermosa imagen, la de tus letras, esa inocencia que siempre nos acompaña y a veces nos hace llorar...
Te dejo un fuerte abrazo transoceánico.

Rossy dijo...

Que dulce, Osvaldo!!

Un poema precioso :)

Besos!!

Carla Kowalski dijo...

Me ha llegado mucho este poema. Me emocione.

la chica maravilla dijo...

Como siempre gracias por tus sabias palabras.

Yo solo sé que estoy en constante cambio, aunque esta vez es un cambio calmado y disfrutado, que ya tocaba, ¿no? :P

Besitos de luz,

Caro

Janeth dijo...

Mi querido Osvaldo sin duda...pase el tiempo que pase... el alma reconoce a los seres que amo....sus huellas los mil matices que hay en su interior

Sailor© dijo...

Bello, simplemente... Bello!

Sneyder dijo...

Tiempo pasado que al recordarlos traen nostalgias, huellas por donde transitó la inocencia, envuelta en alma de niño.

Un cordial saludo

Luz de luna dijo...

Tus palabras revivieron tiempos idos.
Muy dulce.
Un abrazo

Carol dijo...

Esos recuerdos son un tesoro, amigo Osvaldo y llenan tu vida de agradable consuelo en momentos tristes, es una suerte muy grande tenerlos.

Ojalá siempre conservemos mucho de la niñez.

Un fuerte abrazo Osvaldo.Hermoso poema.

Recorré Argentina dijo...

La niñez es un recuerdo maravilloso, a veces tal vez triste.
Pero se encuentra llena de inocencia y de verdad y también fantasías.
Excelente ejercicio.

Recorré Argentina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.